domingo, 19 de abril de 2009

Matemático Alberto Dou, maestro de matemáticos.

El ilustre matemático e ingeniero Alberto Dou i Mas de Xexas falleció el 18 de abril, a los 93 años, en Sant Cugat (Barcelona), había nacido el 21 de diciembre de 1915 en Olot.
Alberto Dou fue el punto de referencia de una gran escuela de alumnos (como Miguel de Guzmán y muchos otros), a quienes facilitó la colaboración con las escuelas matemáticas más activas del momento, que él visitaba asiduamente. Logró así una inflexión en los hábitos que caracterizaban la matemática española de su época, pese a los meritorios intentos de especialistas anteriores de la talla de Rey Pastor o Terradas.
Ocupó la presidencia de la Real Sociedad Matemática Española de 1960 a 1963 en sustitución, del insigne matemático Rey Pastor. En 1963 ingresó como académico numerario en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en la que estuvo hasta 2004 en que renunció por motivos de salud.

Fue ingeniero de caminos, canales y puertos (1943), obtuvo la licenciatura pontificia en Filosofía en 1949, también se licenció en Teología y la licenciatura de Matemáticas la culminó en 1950, en Barcelona. Defendió su tesis doctoral en 1952 en la Universidad Central de Madrid , fue ordenado sacerdote en 1954 y obtuvo la Cátedra de Ecuaciones Diferenciales de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Madrid en 1955.

Ha pasado largas temporadas de enseñanza e investigación en Hamburgo (Matethematisches Seminär), en Nueva York (Courant Institute) y otras Universidades de Francia, Reino Unido, Italia,… y ha colaborado con numerosos organismos internacionales. Cabe hacer mención a su colaboración en los cálculos del Programa Apolo de la NASA.

Entre 1965-70 publicó más de cincuenta de recensiones en la revista MATHEMATICAL REVIEWS, que le constituyeron como árbitro de la investigación internacional de ese momento.

Es importante, también, su participación en la identificación del 7Q5, uno de los papiros encontrados en la cueva de Qumram entre 1947 y 1955 y del que hizo una relevante aplicación del caso a la informática.

Fue autor de numerosos estudios y obras sobre la matemática y la física; colaborador de numerosas revistas especializadas. Sus numerosas publicaciones se producían simultáneamente en ecuaciones en derivadas parciales, elasticidad, lógica matemática, filosofía de la ciencia y teología.

Recibió numerosos reconocimientos, entre ellos la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio, al mérito docente