miércoles, 12 de septiembre de 2012

Mandorla, geometría sencilla de gran simbolismo.



Visitando, este verano, el románico ilerdense del valle de Bohí (La vall de Boí)  escuché por primera vez, en Tahull,  la palabra mandorla, geometría sencilla con gran fuerza artística y simbólica.
Mandorla (del italiano mandorla, almendra),  es una figura geométrica lenticular formada por la intersección de dos círculos con el mismo radio de tal manera que el centro de cada círculo está situado en la  circunferencia del otro círculo.

Como curiosidad matemática la razón entre la altura y la anchura de la almendra es 1,7320508... = Raíz de 3.
También la mandorla se la conoce, en Arte, con el nombre de vesica piscis.
La mandorla es el marco o aureola oval o lenticular donde se insertan personajes sagrados, sobre todo  Jesucristo o La Virgen,  para darles mayor realce y majestad. Se empleó principalmente en el arte románico y en el arte bizantino.

En Tahull, el ábside de  la iglesia de San Clemente admiramos una reproducción del Pantocrátor dentro de una mandorla perlada y en el ábside de Santa María, en el centro del pueblo, otra copia de una mandorla con la Virgen y el Niño. Los originales de estas pinturas murales se encuentran en  MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña).
Observamos en estas imágenes que en Santa María parece que se cumple que los centros están  en la otra circunferencia y en San Clemente no lo parece. Ahora bien hemos de tener en cuenta que la foto es un plano y el ábside no.


Simbolismo: 

Se consideraba el círculo como la figura más perfecta, la mandorla como  intersección de dos círculos que se cortan representaría la unión  de los dos mundos: el terrenal y el celestial.
Dando a entender el carácter humano y divino de la figura enmarcada, casi siempre Jesucristo.
También, si la  mandorla se encuentra en el dintel de la puerta de una iglesia,  se puede entender como el paso de lo terrenal a lo celestial de los fieles que entran en ella. Un ejemplo de este tipo de mandorla se encuentra  cerca de Tahull,  en la iglesia de Santa María de Covet, también en la provincia de Lérida.


Curiosidad Matemática:
1.-  La relación entre la altura y la anchura de la mandorla  es raíz de 3



Como otra curiosidad ambas iglesias se consagraron el mismo año, en  1123, fueron declaradas Bien de Interés Cultural en 1931 y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2000, junto al románico del valle del Bohí.

Hay numerosos ejemplos de mandorlas, entre todos destacamos el  magnífico ejemplo de mandorla que se encuentra  en la bóveda central del Panteón de los Reyes  en San Isidoro de León que enmarca un Pantocrátor.
Las pinturas murales, del siglo XII,  en las bóvedas de este Panteón,  forman un conjunto artístico que es considerado por los expertos como  “La Capilla Sixtina del Románico”.

En este también se observa que los centros están en la otra circunferencia.