jueves, 26 de marzo de 2009

Niels Henrik Abel,

El matemático noruego Niels Henrik Abel ( 1802-1829) desde niño destacó en matemáticas sorprendiendo por sus originales y brillantes maneras de encontrar soluciones a problemas propuestos por su maestro el matemático Bernt Holmboe (1795-1850).
Se familiarizó enseguida con los grandes resultados matemáticos de su tiempo al estudiar exhaustivamente la obra de Euler (1707-1803) , Gauss (1777-1855) y Lagrange (1736-1813).

Su celebridad se debe sobre todo por demostrar la imposibilidad de encontrar una fórmula, entre los coeficientes, para encontrar las raíces de las ecuaciones de quinto grado y de grado superior a 5 (Teorema de Abel-Ruffini). Este problema estaba abierto desde el siglo XVI en que se encontró las fórmulas de las raíces de las ecuaciones de grado 3 y 4 . ( Cardano, Tartaglia, Bombelli).

Vivió en Alemania ( 1825) y Francia( 1826) donde conoció a sus más importantes matemáticos. En Alemania llevó a cabo su brillante investigación sobre la Teoría de Funciones , en la que estudió sobre todo la elíptica y la hiperelíptica, e introduciendo un nuevo tipo de funciones que hoy se conocen como Funciones Abelianas.

Su trabajo , poco conocido, no fue bien valorado en vida del matemático, a ello contribuyó también su modestia, que lo llevó a no hacer públicos los resultados de sus investigaciones, viviendo siempre con problemas económicos. La edición más completa de sus trabajos se publicó en 1881, 52 años después de su muerte.

Sus investigaciones aclararon algunos de los aspectos más oscuros del análisis y abrieron nuevos campos de estudio, posibilitando numerosas ramificaciones en el conocimiento matemático y alcanzando un notable progreso.

El adjetivo abeliano, se encuentra con frecuencia en los escritos matemáticos y deriva de su nombre, en la actualidad podemos hablar de grupos abelianos, categoría abeliana, variedad abeliana,….
En el año 2002 el Parlamento Noruego instituyó el Premio Abel que se otorga cada año a los matemáticos más eminentes.