miércoles, 1 de octubre de 2008

Zigurats: Observatorios astronómicos (portada boletín nº 11)

El minarete helicoidal Al Malwiya (la espiral) de la Gran Mezquita Al Askari de Samarra (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO) data del siglo IX y fue mandado erigir por el califa abasí Al Mutawakil. Su construcción se supone inspirada en los zigurats de la antigua Babilonia, , que a su vez se identifica con la mítica Torre de Babel.
La mezquita y parte del minarete fueron destruidos en un atentado el 22 de febrero de 2006.

Los zigurats de la antigua Mesopotamia tenían como función ser la vivienda de los dioses. Eran templos que servían de observatorios astronómicos a los sacerdotes. Los primeros zigurat de dimensiones monumentales comenzaron a elevarse durante la tercera dinastía de UR, alrededor del 2100 a.C.

La civilización babilónica tuvo grandes conocimientos astronómicos y matemáticos, el sistema sexagesimal usado en la actualidad en la medida de ángulos y del tiempo es una aportación de esta cultura.

La famosa Torre de Babel descrita en la Biblia, y pintada por Peter Brueghel, no era más que un zigurat babilónico, en este caso dedicado al dios Marduk y de la que se dice que alcanzaba los 91 metros de altura.

El minarete de Samarra es una torre helicoidal que se apoya sobre un podio cuadrado al que se accede desde una pasarela. La rampa de ascensión tiene 2 m de ancho y empieza en el centro del lado meridional siguiendo la dirección contraria a las agujas del reloj, hasta crear siete plantas de la misma altura ( los siete cielos y los siete planos de la existencia). Tiene una altura de 52 metros En la cúspide hay una estructura circular con ocho nichos con arco de medio punto. Entre estas hornacinas, en el lado meridional, encontramos una puerta que es la que permite el acceso a la terraza superior, que en su momento tenía que estar cubierta por alguna estructura de madera.