jueves, 20 de noviembre de 2008

Kiyoshi Itô, premio Gauss.

El pasado 10 de noviembre, a la edad de 93 años, falleció el profesor Kiyoshi Itô en Kioto, había nacido el 7 de septiembre de 1915 en Hokusei-cho (Japón).
Estudió matemáticas en la Universidad Imperial de Tokio y trabajó en la Oficina de Estadísticas del Gobierno, donde se dedicó a la investigación. En 1952 obtuvo un puesto de profesor en la Universidad de Kioto.



El 22 de agosto de 2006, durante la ceremonia de apertura del Congreso Internacional de Matemáticos, que se celebró en Madrid, su hija, Junko Itô, recibió de manos del Rey de España, emocionada, en nombre de su padre, que no pudo asistir por enfermedad, y con un atronador aplauso, la primera medalla del recién creado Premio Gauss para aplicaciones de las matemáticas. ( En la foto de la entrega de las Medallas Fields y Premio Gauss, en Madrid, la hija de Kiyoshi aparece a derecha)


En 1942, Kiyoshi Itô desarrolló una teoría de "ecuaciones diferenciales estocásticas" creando una herramienta esencial para el estudio de los fenómenos aleatorios en general, llamadas fórmulas de Itô, y de los fenómenos brownianos en particular. Aunque su motivación fue puramente matemática, su teoría se ha aplicado con gran éxito a campos como la biología y en economía. Debieron pasar, sin embargo, muchos años hasta que sus resultados fueron apreciados, debido en gran medida al aislamiento de Japón tras la II Guerra Mundial.
En la siguiente frase Itô reflejan claramente cómo veía él la belleza de las matemáticas: "Es construyendo estructuras matemáticas como los matemáticos encuentran el mismo tipo de belleza que otros encuentran en la música o en la arquitectura. Pero hay una gran diferencia: la música de Mozart puede ser disfrutada incluso sin conocer la teoría musical. Sin embargo, la belleza de las estructuras matemáticas no se puede apreciar sin entender las fórmulas: sólo los matemáticos pueden leer las partituras matemáticas y tocar esa música en sus corazones."