sábado, 27 de septiembre de 2008

Anécdotas de N. Bourbaki

Entre las numerosas anécdotas de Bourbaki destacamos las dos siguientes:
1.- El matemático americano Ralph Boas escribió a finales de la ddécada de los 40, un pequeño artículo en la Enciclopedia Británica, en la que ponía de manifiesto la inexistencia del matemático Nicolas Bourbaki, indicando que se trataba únicamente de un seudónimo.
Poco tiempo después los editores de la Británica recibieron una sentida carta firmada por N. Bourbaki protestando contra la acusación de no existencia de Bourbaki por R. Boas.
La confusión de los editores y el embarazo de R. Boas no disminuyeron cuando un miembro del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Chicago escribió una carta verdadera, pero astutamente formulada, implicando, pero no diciendo, que Bourbaki existía en realidad..
Bourbaki logró llevar a cabo su venganza: reuniendo todas sus fuerzas policefálicas e internacionales, la corporación hizo circular un rumor de que Boas no existía. Boas, decía Bourbaki, era el acrónimo que utilizaba el colectivo de un grupo de jóvenes matemáticos norteamericanos que actuaban como editores de Mathematical Reviews.

2.- Una mañana en 1948, Henri Cartan recibió una llamada telefónica de un tal Nicolaides Bourbaki. Al principio creyó que se trataba de una broma, pero al otro lado de la línea se hallaba el agregado comercial de la embajada griega en París, que estaba muy molesto: en los medios intelectuales griegos corría la voz de que alguien había ususrpado su nombre.
H. Cartan le citó y le explicó personalmente lo que hacían y publicaban y , a partir de ese momento, el señor Nicolaides Bourbaki fue invitado regularmente a participar de la cena privada que se celebraba después de sus reuniones anuales.